COFFEE BREAK

Me sirvo mi cuarta taza de café; esa que aumentará mi ritmo cardiaco hasta hacerme sentir el corazón en la garganta. ¡Como si necesitara estimulantes! De nervios y de energía ya voy sobrada. Necesitaría mejor una tila. Reposo. Poso,posos. Echo los posos a la basura. No tenemos plantas en casa a las que abonar, así que los restos de café van directamente al cubo de residuos orgánicos.Con el café que consumo se podría fertilizar el jardín del Edén o como mínimo amueblar un piso.Es mi coffee break. Debería sentarme, aunque sólo sean cinco minutos, y probar estas sillas hechas de Çurface, un material fabricado con residuos de café y plástico reciclado. Esta "madera sintética" es impermeable,maleable y resistente al rayado.
¿"Madera o piedra sintética"? Si miramos las joyas de la colección Jave Ore de  Rosalie McMillan, el Çurface tiene realmente aspecto de roca basáltica.
Imagen: RosalieMcMillan
Posos de café combinados con oro y/o plata reciclado o con certificado de comercio justo. Este colgante de Rosalie McMillan ha quedado finalista en los Observer Ethical Awards de 2015.
¿Cómo me sentaría llevar un pedazo de falsa piedra volcánica con cafeína colgada en el cuello? Suena excitante. O al menos lo bastante interesante como para dedicarle un post escrito durante mi coffee break. Creo que ahora necesito un té...
¿Conocíais este material hecho con residuos de café?


                                                           

No comments:

Post a Comment