Lupita tiene Glamour



Por si no lo sabías, Lupita Nyong’o ha superado otra barrera más en su imparable camino de baldosas amarillas hacia el éxito. La que ya fuera nombrada embajadora de Lancôme, y nombrada la mujer más bella del mundo en 2014 por People, y sin presentarse a Miss Mundo, fíjatUN MOMENTO! ¿No hay un conflicto aquí? Jejejejeje… Bien, dejémonos de bromas y sigamos. Como te decía, además de todos esos reconocimientos que ya ha logrado, ahora Lupita ha sido elegida por Glamour como mujer del año.

Y sí, oye, eso está muy bien, en serio que está MUY BIEN (así en mayúsculas, para que veas que estoy es importante para mí). Pero, ¿realmente estamos avanzando? ¿Estamos seguras de que estamos avanzando? Porque yo sigo cuestionándome cosas.

Y voy a insistir: no le quito ningún mérito a Lupita. Nin-gu-no. Pero a mí, como mujer negra, no me sirve de nada que después de esto, Glamour y la sociedad en general- se olvide del resto de mujeres negras y siga sin incluir información para mí en sus páginas. Es decir: consejos sobre estilismo o belleza. Y puedes sustituir Glamour por el nombre de cualquier otra revista de moda y belleza, porque la aparición de mujeres negras es testimonial, por llamarlo de algún modo.

Qué pesada, siempre con lo mismo! Pues sí, y no voy a parar. Este momento es muy importante para mí y para otras mujeres negras -bueno, no, no quiero hablar por boca de nadie: esto es importante para mí-: Lupita es la cara visible de esa misión que otras muchas mujeres negras también nos hemos impuesto: el rebranding de la mujer negra, el rebranding de África. Porque para mí es muy importante cambiar la imagen que la sociedad -el mundo- tiene de las mujeres negras en particular, y de África en general.

De Lupita Nyong'o dicen que es inteligente, elegante, moderna, una ciudadana del mundo del siglo XXI… pero para mí es vital que la gente sepa que hay muchas otras Lupitas anónimas. Para mí es vital que la sociedad entienda que Lupita representa a una parte de la población: mujeres negras, contemporáneas, formadas, profesionales, que habitamos en todos los lugares del mundo (sí, en España también, y muchas somos españolas).

Lupita Nyong'o es consciente que está ayudando a redefinir los conceptos de belleza. Yo también lo intento desde mi blog, pero como no soy actriz ni me llamo Lupita, tengo lo del reconocimiento social un poco más complicado. Por eso reconozco el enorme valor que tiene el hecho de que Lupita Nyong’o esté rompiendo moldes, directamente, demostrando que no hay que ser blanca y tener una melena larga y lisa para ser bella, y negándose a asumir esas etiquetas peyorativas que siempre se han adjudicado a la piel negra y al pelo afro.

Me quedo con una de las respuestas que dio en su entrevista a Glamour: “No podemos escoger los genes que queremos. Hay sitio suficiente en el mundo para que la belleza sea diversa”.

Te recomiendo que leas la entrevista que le hizo Leslie Bennetts para Glamour, y que te he enlazado arriba. Es interesante. Leyendo algunas de sus respuestas me he sentido alentada, inspirada e identificada porque -no es por dármelas de nada- pero en muchos casos pienso exactamente lo mismo que ella.

Antes de terminar, te dejo con este vídeo. Está en inglés, pero Lupita tiene un inglés muy comprensible. En sus respuestas podrás ver su naturalidad y su sencillez.



Concluyendo, voy a remarcar de nuevo la importancia que tiene para mí que Lupita siga cosechando éxitos. Pero (porque siempre tengo que objetar) espero que esto no sea efímero, y que cuando Lupita ya esté consagrada -que a este ritmo le falta bien poco-, se ponga el foco en otra mujer negra profesional -que no tiene por qué ser actriz, ni cantante- que esté haciendo su trabajo y que esté luchando por derribar unos cánones de belleza arcaicos que no nos representan -que es por lo que luchamos día a día muchas mujeres negras desde nuestras (grandes o pequeñas) parcelas de actividad.

Feliz fin de semana.

Fuente de la imagen: estoespop.cl

No comments:

Post a Comment