Como sacos de patatas

Quien quiera comprar la nueva colección de MANGO, Violeta, esta que tanto hemos comentado por aquí y en toda la red, ya lo puede hacer. La marca está a la venta en varias tiendas de España y en su web online. Y me temo que no hace falta ni que las feministas abramos la boca. Sólo hay que mirar las prendas. Sé que más de una fashionista está desencantada con lo que MANGO quiere que las gordas nos pongamos. Os pongo el link y juzgad vosotras mismas: lejos de la glamourosa imagen de esa mujer con encaje en la espalda que nos habían vendido como avance, no es más que la clásica ropa para gordas. No busquéis nada moderno, ni nada bonito, ni nada atrevido. No hay estilo juvenil,

Imagen de la colección Violeta.

Esto no me lo pongo ni loca.no hay colores, no hay escotes de vértigo, no hay nada que haya salido en las revistas de moda en los últimos 24 meses. Más de lo mismo de lo que siempre se ha podido ver en las tallas grandes: camisetas sosas, faldas sin riesgo, tejanos lisos, beige por doquier. No hay ni una prenda de la que te quedes (nunca mejor dicho), prendada.



Es más soso que un plato de spaguettis secos. ¿ Por qué la mayoría de la ropa de talla más allá de la 44 (no diré talla grande jamás) parece que son sacos para patatas? 

¿Qué las de la 46 no podemos lucirnos? ¿Todo ha de ser tan hortera? Caftanes, print animal (lo siento, lo odio), faldas por la rodilla, camisetas con cuellos redondos y estampados discretos, faldas tejanas anticuadas y seriedad hasta decir basta. ¿Es que el mundo no quiere vernos? ¿Es una especie de mensaje de la gente que nos rodea para decirnos que no quieren ver nuestro cuerpo? ¿Qué no somos sexys? ¿Qué molestamos? Desde luego, aquí algo falla: o yo soy de las gordas que no les importa en absoluto mostrar su cuerpo y no tiene complejos y por eso no entiendo a estas tiendas, o es que las gordas somos feas a la vista o es que hay muchas gordas que realmente demandan esta ropa.  A qué tenemos miedo? ¿Por qué nos temen? ¿ No podemos vestir como todas las demás?

Esto es lo que más me ha gustado, pero
tampoco me lo pondría.
Es como si nos pusieran una barrera: vosotras vais desde aquí en adelante, todo lo demás os está vetado. No podéis ser sensuales, no podéis llevar la ropa de la gente "normal".

Si hay alguna chica mal llamada "curvy" (porque puedes tener curvys aunque tengas una talla 40, las curvis no creo que vayan de la mano con la carne) que me esté leyendo, por favor, quiero saber tu opinión. Quiero saber si no tienes ningún inconveniente en vestir de una forma juvenil, con colores estridentes, en seguir la moda. Quiero saber si soy la única que demanda a viva voz ropa actual que podamos ponernos más allá de la 44.

MANGO ha sido la siguiente en caer en el tópico de la ropa discreta para tallaje superior. Supongo que muchas se habrán decepcionado al ver lo que han pensado para ellas. Si ya no pensaba comprarles tras su insoportable campaña, ahora menos, porque nada me gusta.

4 comments:

  1. Mi madre con su talla 52 y bastantes más años que la típica clienta de Mango tiene un guardarropa mucho más elegante,sofisticado,sexy y juvenil que eso. Claro que visto lo visto no es difícil superarlo. ¡Se han lucido!

    ReplyDelete
  2. Es ropa REALEMENTE FEA!!!! Por dios!! Que yo suelo llevar entre una 46 y una 48 y visto muchísimo mejor.
    Da la sensación me imagino a el/la diseñador/a un domingo por la tarde en plan: "Buff, a ver si me pongo a hacer el rollo este de violeta cuando acabe la peli que lo tengo que entregar el lunes".

    ReplyDelete
    Replies
    1. jajaja Muy bueno... Yo en cuanto la he visto he pensado como Laura... mucha tela para mucho que tapar pero nada nuevo... Aysss

      Sophie

      Delete
  3. Le di un vistazo a todas las prendas y solo saqué un par de ellas que realmente me pondría. La colección en muy simplona (amén de cara), nada que ver con la imagen del vestido que nos vendieron

    ReplyDelete