¿Cómo, cuádo y dónde? Celebraciones

Y ya pasa, tu mejor amiga se casa en mayo, tu sobrino hace su primera comunión o te han invitado a esa fiesta de presentación, o compromiso en tu trabajo y no puedes faltar. Bien, no tenemos un euro para comprarnos el último modelito de la revista, sin embargo, no todo está perdido: guardad vuestros euros, que lo único que necesitamos en estas ocasiones, son dos básicos imprescindibles, una falda lápiz negra a la altura de la rodilla, o un LBD, little black Dress, y ¡estamos salvados!

Primero asesórate de cuando y donde es la celebración, si es por la tarde, por la noche, en una casa de campo, en la ciudad, etc, para arreglar los complementos.

Si te decides por la falda lápiz, nunca uses una mini, se trata de parecer formales, la mini no suele ser muy adecuada, pero evitarlas siempre que no seas muy alta, o tengas caderas anchas, en este caso, es mejor el LBD pues, aun que sea sencillo, siempre hay modelos a elegir, que se adapten a tu figura, que una prenda sea básica, no significa que no pueda ser fabulosa, o que no te haya de sentar como un guante.

Otra de las ventajas del LBD es, que puedes jugar con el largo, así como la falda te limita, el vestido, puede ser mini, siempre que lo acompañes con blazers tamaño oversize, o masculinos, y un buen zapato de plataforma, jamás, en la vida llevéis botas a este tipo de evento, o botín.  Usa tus mejores stilettos, o sandalias, para estilizar y afinar, tanto tu figura como el outfit.

Si el vestido llega a media pierna, evita las sandalias con pulsera, para alargar las piernas, y usa chaquetas tipo torera, o bolero. Sí la época del año lo permite, un fular, una estola o una mini capa también son aceptables, pero elijas lo que elijas, jamás en colores muy estridentes, o estampados, los nude, los melocotón, ivorys, beiges, grises... Si escoges algo en color plata o oro, que sea para un ambiente o festivo, o de noche.

Las faldas, son más simples de combinar, al ser a la altura de la rodilla o, incluso, más abajo, no suelen quedar bien con zapato de pulsera, a no ser que tus piernas sean muy largas, o tú muy alta. A la hora de combinarla, decántate, por camisas o blusas en colores nude, ivory, sencillas y sin estampados, en tejido vaporoso, siempre por dentro, dando importancia y protagonismo a el collar, o complementos, por ejemplo unos pendientes joya si tienes el pelo corto, exagerados, o un collar del mismo, pero nunca juntos.

Si tu chaqueta es un blazer, jamás entallado, dará el efecto de azafata de vuelo, si no puedes evitarlos, que sean cortas, o en su defecto, un cárdigan del color de la blusa, o un bolero, también son geniales las estolas, y los fulares si la estación del año lo permite.

Como nuestro conjunto en si, ya será sencillo, lo ideal es destacar los complementos como ya he mencionado, las joyas, son perfectas, pues las piedras dan efecto de sofisticación, y resaltará y vestirán mucho tu look, pero ojo, se trata de complementar, no parecer el árbol de navidad. Elige bolso de mano, cartera o clutch, dependiendo el tamaño si es de día, puedes escoger una cartera de mano, un poco más grande, si es de noche mejor, un clucth o bombonera, un pequeño consejo, si te gustan metalizados, póntelo del color que hayas escogido las bisutería, de otra manera, desluce.

El maquillaje, dependerá mucho del tipo de ocasión que sea, y si es de noche o de día. Si es de día pero es arreglada pero informal, puedes permitirte unas uñas llamativas, aunque tu maquillaje sea sencillo, como un eyeliner simple, colorete y algo de brillo en los labios, aunque puedes, si es informal resaltar los labios, pero evitemos eso de llevar las uñas a juego con el vestido, o los complementos, es un espanto absoluto.
Si la ocasión te pide algo de etiqueta, usa una manicura francesa o en color porcelana, en su defecto aplícales una capa de brillo, y usa un maquillaje suave y en colores naturales.
Si es de noche, depende de la etiqueta, pero unos labios rojos, o uñas, nunca vienen nada mal. Eso si, nada de rojos anaranjados, esos déjalos para el día.
Tu pelo, liso, con ondas o suelto, para el día e informal, para la noche mejor recogidos, aunque si la ocasión es de etiqueta no demasiado intrincados, para el día puedes recogerlo con trenzados y peinados bohemios y aderezarlos con flores, por ejemplo.




Espero que os sean de ayuda mis consejos, y ya sabéis que podéis hacerme todas vuestras preguntas y dudas en Twitter o través de comentario.

2 comments:

  1. Lástima que no tenga ningún evento a la vista, aunque me apunto los consejos :-)

    ReplyDelete
  2. Buenos consejos. Afortunadamente para mi eonomía (y no lo digo por la ropa) no tengo ningún evento de este tipo a la vista, espero que sea así por mucho tiempo.

    ReplyDelete