10 CONSEJOS DE BELLEZA DEL SIGLO XIX


Aunque nos pueda parecer una expresión bastante manida, Jessica Simpson no se equivocó titulando su reality "El precio de la belleza". Desde tiempos ancestrales hasta nuestro día las mujeres se han sometido a arriesgados tratamientos y costumbres con el único  objetivo de embellecerse. Sin ir más lejos, en el siglo XIX tenían una serie de creencias que garantizaban a la mujer esplendor y gracia a cada cual más surrealista. Estos secretos de belleza pueden encontrarse en la enciclopedia de hechos asombrosos e información útil  de Barkham Burroughs (1889).

1.- Báñese con frecuencia (más o menos): al menos una vez a la semana, aunque la buena mujer puede tomar baños de esponja tres veces a la semana.
2.- ...en una solución de limpieza doméstica: ¿Acaso existe algo mejor que el jabón? ¡El amoníaco! Cualquier mujer que haya descubierto su valor no sabrá vivir sin el.
3.- Lave sus ojos: no hay nada más atractivo que un ojo brillante. Para conseguir este brillo eche jabón en sus ojos. Si no es su estilo también puede dejar caer unas gotas de colonia o de whisky en sus pupilas.
4.- ...pero no se lave el cabello: el agua es perjudicial para el pelo. En lugar de lavarlo, limpie el polvo del día anterior con una toalla. También puede cepillar su melena durante las largas y ociosas pausas del día en sesiones de 30 minutos.
5.- Y nunca, nunca se lave la cara: basta con frotas la piel con un ungüento de glicerina y secarla con una gamuza de franela o algodón.
6.- Trate de no lavarse las manos tampoco: unas manos bien cuidadas son suaves, pálidas, y realmente sucias. Al igual que con la cara, una solución de glicerina y franela es todo lo que necesita. No olvide utilizar guantes para el baño.
7.- Asómese desnuda por la ventana a diario: también conocido como baño de vapor (nada que ver con los vapores respirados con el amoníaco). Desnúdese, siéntese frente a la ventana y tome los cálidos rayos del sol durante al menos una hora.
8.- Que su mirada sea heavy metal: para esto utilice metales pesados como el óxido nítrico de mercurio mezclado con manteca de cerdo. Si carece de estos peculiares componentes, puede usar una horquilla y ceniza de las brasas.
9.- ¡Olvídese de sus pestañas!: ¿Quién necesita ingobernables pestañas? Utilice unas tijeritas para recortarlas cada dos días.
10.- ¡Succión!: unos labios sensuales son imprescindibles para ser bella. Una chica debe comenzar lo antes posible a pensar en la forma de sus labios y cómo podría mejorarse. Unos labios delgados son fácilmente modificables por la succión, y unos labios gruesos a través de la comprensión. Los detalles del procedimiento son libres a la imaginación.

11 comments:

  1. Yo es que no puedo... eso de no lavarse... no me imagino como debía ser aquello... Mejor no pensarlo. Y, ¿lo de las pestañas? Solo de pensarlo me da algo :S

    ReplyDelete
    Replies
    1. Lo de lavarse a diario es muy reciente en la historia. En la propia corte de Versalles tenían ratas e insectos en las pelucas...

      Delete
  2. me ha matado lo de limpiarse el polvo del día anterior del pelo. ¡fascinante!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Pero en cambio cepillarse estaba recomendado.

      Delete
  3. Ay diosssssssssssssss que consejos más horrorosos! ME ehan entrado ganas de frotarme hasta quedarme en carne viva!!!!!!!!!!

    Kissssssssssssss
    Leire

    ReplyDelete
    Replies
    1. Las mujeres han sufrido mucho para ser bellas a lo largo de la historia...

      Delete
  4. Después de leer esto siento que necesito otra ducha. Un post muy divertido a la par que curioso.
    Bss!

    ReplyDelete
    Replies
    1. No olvides los metales pesados en tu maquillaje.

      Delete
  5. Madre mía! Qué cosas! Lo que más gracia me ha hecho ha sido lo de cortarse las pestañas jaja
    Acabo de descubrir tu blog! Te espero por el mío!
    Un besote
    http://poupeire.blogspot.com.es

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias por pasarte. Le echaremos un vistazo al tuyo.

      Saludos

      Delete
    2. Existe una microtendencia de afeitarse o decolorarse las cejas... ¿Por qué no las pestañas?

      Delete